miércoles, 17 de febrero de 2021

Podemos evitar este camino al desastre? Sobre el capitalismo catabólico. Traducción de Craig Collins en resilience.org

ADVERTENCIA: Este artículo presenta una mirada inquebrantable a un futuro inminente que debemos evitar a toda costa ... con la esperanza de que podamos descubrir CÓMO.

El capitalismo catabólico no es el capitalismo de tus abuelos. En aquel entonces, el capitalismo industrial se benefició principalmente del crecimiento, impulsado por la abundante energía fósil. Pero los siglos de energía barata y un pastel económico en constante expansión han terminado; y también lo son los crecientes niveles de vida que generaron. Incluso las últimas décadas de estancamiento, burbujas impulsadas por la deuda y rescates gubernamentales están llegando a su límite. El futuro del capitalismo se está volviendo catabólico.

En biología, el catabolismo es un proceso metabólico destructivo que hace que un ser vivo se canibalice a sí mismo. [1] El capitalismo catabólico es una economía que se autocanibaliza y agota las energías, cuya insaciable hambre de ganancias solo puede alimentarse destruyendo la sociedad que la sustenta. [2] A medida que avanza por el camino hacia la ruina, atiborrándose de un desastre autoinfligido tras otro, el capitalismo catabólico reúne a una horda de tribales furiosos a su alrededor. Los tribales cristianos blancos que ondean banderas, portan armas y glorifican el caos y la violencia de la que prospera el capitalismo catabólico. Estos guerreros santos racistas y antigubernamentales se están convirtiendo en soldados de infantería fanáticos del capitalismo catabólico.

Beneficiarse del colapso

Nuestra economía global estancada se está quedando sin energía, devastando el planeta y marinándose en sus propias toxinas. Pero es un error pensar que el capitalismo no puede persistir sin crecimiento. La principal directiva del capitalismo es el beneficio, no el crecimiento. Por supuesto, un pastel económico en expansión crea mayores oportunidades de lucro. Y, a largo plazo, un sistema impulsado por las ganancias puede fallar sin él. Pero aquellos que se benefician de este sistema no están dispuestos a levantar la mano y salir del escenario de la historia solo porque el boom se ha convertido en fracaso. Mientras aguantemos una economía que explota a las personas y al planeta con fines de lucro, se pueden generar grandes ganancias a partir de crisis, conflictos, desastres y desesperación. Al entrar en un período de desintegración catabólica, los capitalistas más exitosos se convertirán en los mercaderes de la calamidad, la extorsión, el saqueo y la guerra.

En la era pasada de la expansión industrial, los capitalistas catabólicos acechaban en las sombras de la economía en crecimiento. Eran los traficantes ilícitos de armas, drogas y sexo; los blanqueadores de dinero, especuladores, usureros, cobradores de deudas y repo-men; los mercenarios, contrabandistas, piratas, cazadores furtivos y comerciantes del mercado negro; los volquetes de basura ilegales y las operaciones mineras, pesqueras y madereras no reguladas. A medida que el sector productivo de la economía hambriento de energía se atrofiaba, este corrosivo sector catabólico se propagaba rápidamente. Se beneficia del conflicto, el crimen y el desastre; escasez, acaparamiento y especulación; aislamiento, desesperación y prejuicio; miedo, ira y caos.

Podemos ver el catabolismo en funcionamiento en el fracturado panorama mediático actual. Los gigantes del cable e Internet manipulan y monetizan a los usuarios. Sus algoritmos personalizan y sensacionalizan el contenido, incitándonos a seguir haciendo clic y desplazándonos. La curiosidad nos lleva a las madrigueras de los conejos que alimentan nuestras ansiedades y prejuicios mediante la comercialización de conspiraciones salvajes, xenofobia, fanatismo religioso, patriotismo chiflado y hostilidad racial.

Los fabricantes de armas también están bien posicionados para cosechar ganancias catabólicas vendiendo potencia de fuego cara a los gobiernos y armas pequeñas a terroristas, super patriotas, supremacistas blancos, bandas de narcotraficantes, criminales y un público temeroso. Las contracciones catabólicas que se avecinan impulsarán la demanda de su mercancía letal a niveles récord. [3]

Las catástrofes autoinfligidas por el capitalismo, desde pandemias hasta desastres climáticos como sequías, huracanes, inundaciones e incendios forestales, ya están impulsando los resultados de muchas corporaciones. [4] La recesión inducida por Covid generó ganancias récord para las compañías de tarjetas de crédito como Visa, ya que los trabajadores desempleados recurrieron al plástico en lugar de los salarios para llegar a fin de mes. Los fondos de cobertura y las firmas de capital privado han impulsado préstamos de alto interés para pequeñas empresas desesperadas. Los gigantes de Internet y de la droga como Facebook, Microsoft, Amazon, Johnson & Johnson, CVS y Pfizer están obteniendo grandes beneficios de la pandemia. [5]

A medida que el caos climático cobra su precio, los especuladores del agua están presionando agresivamente para privatizar los sistemas públicos de almacenamiento y suministro de agua en todo el suroeste asolado por la sequía. [6] Los especuladores financieros se están convirtiendo en ricos magnates de la tierra a medida que el cambio climático transforma las heladas praderas canadienses que han comprado en valiosas tierras de cultivo. [7] Después de Katrina y Rita, la mayor parte del socorro en casos de desastre en la costa del golfo se destinó a grandes empresas ubicadas en las áreas menos dañadas por los huracanes en lugar de las zonas más devastadas que lo necesitaban. [8] Y, en California, los contratistas privados de extinción de incendios están vendiendo sus servicios a propiedades y corporaciones de lujo fuertemente aseguradas, mientras que los bomberos públicos hambrientos de impuestos y los reclusos luchan por evitar que los vecindarios se reduzcan a cenizas. [9]

Incluso después de un año como 2020, los estadounidenses tienen dificultades para imaginar un futuro de convulsiva contracción catabólica. Asumen que sus comunidades no estarán continuamente contaminadas por una pandemia ni azotadas por huracanes, inundaciones, sequías e incendios forestales. Esperan encontrar comida en los supermercados, gasolina en las bombas, dinero en los cajeros automáticos, electricidad en las líneas eléctricas y medicamentos en las farmacias y hospitales. Pero 2020 parecerá una mera turbulencia cuando la economía mundial hambrienta de energía finalmente entre en picado. Los gobiernos se verán obligados a imponer medidas draconianas para mantener la autoridad cuando el crédito se congele, los activos financieros se vaporicen, los valores de las monedas giren salvajemente y el transporte y el comercio internacionales se detenga. En medio de las crisis financieras, los capitalistas catabólicos avivarán el motor de las ganancias al hacerse cargo de negocios en problemas, venderlos por repuestos, despedir a la fuerza laboral y robar sus pensiones.

Las firmas de capital privado comprarán negocios en dificultades y las propiedades abandonadas los despojarán de recursos valiosos y los venderán como chatarra. Las operaciones de préstamos ilícitos cobrarán tasas de interés escandalosas y contratarán matones para sacudir a los prestatarios desesperados o obligarlos a servidumbre por contrato. En lugar de invertir en negocios en dificultades, las ganancias inesperadas se obtendrán apostando contra el crecimiento acumulando recursos escasos o vendiendo en descubierto futuros, valores y divisas. [10]

A medida que la economía se estabiliza y crece la carga fiscal sobre la clase media que se contrae, el capital catabólico evitará los impuestos al unir a la clase media contra el gran gobierno y los altos impuestos. Por supuesto, sus cabilderos, abogados y políticos se asegurarán de que la "reforma fiscal" los beneficie mucho más que la clase media. Los gobiernos estatales y locales hambrientos de impuestos se verán obligados a destripar programas vitales o pedir prestado mucho dinero para mantenerlos vivos. Al final, ambas estrategias dejarán al gobierno en ruinas y profundamente endeudado. La escasez de impuestos significa que los beneficios sociales, las protecciones legales y reglamentarias y la propia sociedad moderna se sacrificarán para alimentar los resultados finales.

En nombre de la reforma fiscal, los capitalistas catabólicos se beneficiarán derribando las salvaguardias democráticas y las barreras legales. Se desmantelarán las agencias reguladoras que alguna vez brindaron alguna protección contra contaminadores, productos peligrosos, lugares de trabajo inseguros, explotación laboral, robo de identidad y fraude financiero. El crimen corporativo aumentará a medida que la sociedad se arruine. Las instituciones de justicia, ley y seguridad pública que gobiernan la sociedad se convertirán en las primeras víctimas de esta ola de crímenes catabólicos. La seguridad pública será desmantelada, privatizada y vendida a aquellos que aún puedan pagarla. Los presupuestos de los tribunales se reducirán, las cárceles privatizadas explotarán el trabajo de los convictos y la policía rara vez responderá a los delitos cotidianos. En cambio, las empresas de seguridad privada y las comunidades cerradas protegerán a los ricos, mientras que el resto de nosotros nos vemos obligados a depender de sistemas de alarma, perros, armas y, si tenemos suerte, vecinos vigilantes para combatir el aumento de la delincuencia.

Para mantener su autoridad y reprimir la disidencia, los presupuestos gubernamentales se gastarán en militarizar a la policía con las últimas armas, equipos antidisturbios, vigilancia y tecnologías de control de multitudes. A medida que se destruyen los servicios públicos, el seguro de desempleo y los programas de bienestar social, que carecen de impuestos, los capitalistas catabólicos recogerán los cadáveres de los gobiernos en quiebra. [11] El transporte público en ruinas y las carreteras en descomposición se transformarán en vías privadas, mantenidas por mano de obra convicta o por contrato. Después de presionar a los gobiernos en quiebra para que vendan los servicios públicos, el almacenamiento de agua y los sistemas de gestión de desechos, las corporaciones brindarán estos servicios esenciales solo a las empresas y comunidades que puedan pagarlos. Y, a medida que las escuelas públicas y las bibliotecas se arruinen, las academias privadas exclusivas emplearán a una fracción de los maestros y profesores desempleados para educar a una clase cada vez más reducida de estudiantes ricos.

Una alianza oscura

En un período de creciente escasez, los extractores de recursos se convertirán en los principales beneficiarios de la contracción catabólica. A pesar de las desastrosas consecuencias climáticas, las compañías petroleras y los gobiernos estadounidenses, rusos, canadienses, chinos y escandinavos ya están compitiendo por bombear hidrocarburos fuera de un océano Ártico sin hielo. [12] Las empresas de energía, agua, agricultura, madera y minería están desplegando su poder de cabildeo para privatizar por completo los recursos vitales y mejorar sus resultados con subsidios gubernamentales, exenciones fiscales y "alivio regulatorio".

A medida que la economía se contrae, los poderosos conglomerados de recursos pueden maximizar las ganancias formando cárteles, acumulando recursos esenciales, arrinconando los mercados y haciendo subir los precios al tiempo que bloquean las protecciones ambientales y la distribución justa. Una poderosa alianza entre los especuladores extractivos y catabólicos podría ejercer una presión irresistible sobre los gobiernos insolventes para que ignoren las leyes ambientales y abran las tierras públicas y las costas a la perforación en alta mar, el fracking, la minería del carbón y la extracción de arenas bituminosas sin regular. Los extractores de recursos ilegales y las operaciones de caza furtiva delictivas proliferarán en condiciones corruptas y catabólicas en las que se abandonan las protecciones legales y se pueden alcanzar acuerdos turbios con agentes de poder locales para maximizar la explotación laboral y de recursos. Para pagar la deuda del gobierno, los parques nacionales y las áreas silvestres pueden venderse y transformarse en costosos complejos turísticos privados, mientras que las tierras públicas y los bosques nacionales se subastan a empresas de energía, madera y minería.

Tribalismo: cruzados catabólicos del capitalismo

A medida que el sector catabólico gana mayor peso económico, también busca poder político. Pero el catabolismo tiene un grave problema de imagen. Debe encubrir sus motivos malignos cultivando una base de poder que glorificará y acelerará las condiciones de desintegración en las que prospera. El tribalismo virulento se ha convertido en el socio político ideal del catabolismo. Encendiendo el odio nacional, racial y religioso, incitando a conflictos violentos, a desmantelar la democracia e ignorar los derechos humanos y despreciando las protecciones ambientales el tribalismo genera una base de poder extremista y un campo de batalla rentable para el capital catabólico.

Es difícil negar la conexión petrolera entre el tribalismo fanático en los Estados Unidos y el Medio Oriente. El tribalismo reaccionario musulmán y cristiano surgió de los dos lugares del planeta que han experimentado los auges y caídas más desestabilizadoras de la adicción extrema al petróleo. Tanto las altas como las bajas de la adicción al petróleo han deformado y destrozado el tejido social de Estados Unidos y el Medio Oriente. Han generado disparidades excesivas de riqueza y poder; inestabilidad extrema y dislocación social; y las crecientes esperanzas y las frustradas expectativas de "la buena vida" salieron mal. [13] Estos traumas económicos han sentado las bases para reacciones religiosas ultraconservadoras a la decadencia disruptiva de la sociedad moderna tanto en el Medio Oriente como en los Estados Unidos.

El tribalismo desenfrenado es un síntoma de la difícil situación ecocida y hambrienta de energía del capitalismo global. El tribalismo religioso fue impulsado por el impulso de Occidente para controlar y consumir las reservas de petróleo restantes del planeta a pesar de los desastres climáticos que causarían [14]. La avalancha de refugiados climáticos y de los conflictos desesperados de Oriente Medio está directamente relacionada con la intervención militar occidental, las petrotiranías represivas, las insurrecciones yihadistas, los conflictos estatales fallidos y la escasez de agua y alimentos inducida por el clima. [15] En Occidente, la islamofobia es una reacción tribalista promocionada por los medios y el púlpito a la incapacidad de la lenta economía mundial para absorber a estos refugiados en una clase media cada vez más reducida.

No es casualidad que el globalismo y los inmigrantes extranjeros sean objetivos populares de los políticos tribales que buscan construir una base de poder xenófoba para su gobierno autocrático. La necesidad de creer que un líder fuerte puede restaurar "los buenos viejos tiempos" genera un ferviente seguimiento de los tiranos tribales en todas partes, aunque sus falsas promesas y soluciones egoístas solo empeoran las cosas. Una vez en el cargo, los autócratas, desde Irán y Hungría hasta India y Estados Unidos, han reunido su base tribal expulsando a los extranjeros, socavando la democracia, castigando la deslealtad y la disidencia, y afirmando que todo se irá al infierno sin ellos.

En el corazón de cada credo tribalista hay una gran mentira. Los tribales deben negar el hecho de que la humanidad enfrenta una crisis ecocida de proporciones planetarias. Admitir que nuestra supervivencia como especie ahora requiere que antepongamos nuestra humanidad compartida a nuestras rivalidades tribales es herejía y traición. La lealtad tribal debe ser lo primero. Las tribus raciales, religiosas y nacionalistas deben expulsar y vencer a sus enemigos para restaurar la prosperidad y la grandeza de su tribu. Prefieren luchar por estas diferencias raciales, religiosas y nacionalistas imaginadas culturalmente, mientras que los peligros reales que enfrentamos como especie amenazan nuestra propia existencia. Los tribales quieren asegurarse la reserva de las mejores tumbonas del Titanic.

Escondido detrás de la bandera, la Biblia y la segunda enmienda, el tribalismo armado en los Estados Unidos proporciona al capital catabólico un compañero político ideal. [16] Al montar en escopeta, estos patriotas guerreros santos glorifican la violencia nihilista que alimenta las ganancias catabólicas. La elección de un presidente negro con un nombre sospechosamente árabe proporcionó a los tribales una prueba más de que la civilización cristiana blanca estaba al borde del colapso. La mayoría se convirtieron en cruzados del Tea Party. Pero una gran cosecha de milicianos tribales creían que Estados Unidos se había convertido en un estado profundo, una tiranía socialista, dirigida por un illuminati judío global, que no podía ser expulsado del poder. Antes de 2008, había alrededor de 50 grupos de milicias en Estados Unidos; después de la elección de Obama, más de 200. [17]

En 2016, los tribales del Tea Party convergieron detrás del movimiento MAGA de Trump. Su elección les dio un patrocinador en la Casa Blanca que afirmó sus creencias tribalistas. Sin embargo, debilitó la posición relativa de las milicias radicales que creían que la violencia era el único camino hacia el poder. La derrota electoral de Trump cuatro años después se ha convertido en una bonanza de reclutamiento de milicias al validar su convicción de que el nacionalismo cristiano blanco sólo puede lograr un poder duradero a través del cañón de una pistola.

La propaganda de reelección de los medios de comunicación de Trump llevó a muchos tribales del MAGA a creer en su fantasía de "elección robada". Era mucho más fácil llorar: "¡Nos han robado!" que admitir el hecho de que una amplia coalición multirracial le ganó en las urnas. "¡Detén el robo!" se convirtió en un grito de batalla unificador para los tribalistas del MAGA que destrozaron la capital para demostrar su heroico patriotismo.

El debate sobre si el fallido golpe legislativo de Trump ayudó o dificultó la causa tribalista.

Incluso los líderes tribales que admiten en privado que las elecciones no fueron robadas reconocen el valor propagandístico de mantener vivo el mito [18]. Al igual que Waco y Ruby Ridge, "Stop the Steal!" pasará a la historia tribalista como un esfuerzo valiente para salvar a Estados Unidos de la tiranía socialista impía. Pero a los políticos republicanos les preocupa que los votantes del MAGA abandonen la política electoral por completo si creen que el sistema está manipulado. Algunos temen que el voto conservador se divida si los tribales MAGA de Trump crean su propio partido. Otros están tratando de librar al Partido Republicano de la corriente principal de los republicanos y hacer del partido un pabellón psiquiátrico para los tribalistas chiflados.

Las secuelas del fallido golpe de Trump podrían convertirse en una ganancia inesperada de reclutamiento para las milicias nacionalistas blancas. Después del 6 de enero, más niños blancos enojados pueden sentir que unirse a una tribu de pesados vestidos de camuflaje y armados con rifles les da un impulso de poder e importancia. Pero a pesar de su postura militante, pocos de los guerreros de fin de semana del movimiento de milicias tienen experiencia en organizar insurgencias generalizadas.

Los grupos más serios se construyen alrededor de pequeñas unidades terroristas secretas diseñadas para instigar el miedo, el caos y el conflicto, no para organizar revueltas populistas. Su sórdida historia de violentas luchas internas y arrestos constantes, más su deseo de reclutar miembros con entrenamiento militar o policial, los deja vulnerables a la infiltración encubierta [19]. Estos problemas hacen que las milicias sean incapaces de manejar rápidos aumentos de afiliación, y mucho menos liderar insurrecciones populistas.

Pero la infiltración funciona en ambos sentidos. Las milicias tienen muchos simpatizantes y conexiones encubiertas dentro del ejército, la policía y el Partido Republicano. [20] Si estos aspirantes a soldados de asalto se vuelven más disciplinados y políticamente conectados, podrían desempeñar el papel que jugaron los escuadrones de la muerte latinoamericanos y las camisas marrones alemanas para llevar al poder a dictadores represivos y aplastar la disidencia democrática. [21] Es importante recordar que los alborotadores, ex soldados y ex policías borrachos de las cervecerías alemanas se transformaron finalmente en los mortíferos Storm Troopers de Hitler. Lo mismo podría pasar aquí.

Pero tomar el poder no es necesario para satisfacer las necesidades del capital catabólico. Incluso en su estado fragmentado y desorganizado, los políticos del MAGA y los milicianos tribales ya están acelerando el tipo de fanatismo, caos y conflicto que pueden ser altamente rentables para quienes están preparados para capitalizar el colapso. Uno de los pocos puntos de acuerdo dentro del movimiento de milicias dividido en facciones es su creciente compromiso con una estrategia de "aceleracionismo". Las milicias aceleracionistas creen que la modernidad ha alcanzado tal nivel de degeneración y corrupción que no puede ser rescatada a través de movimientos de masas u otros medios políticos. En cambio, la sociedad moderna debe ser conducida al colapso apocalíptico a través de actos terroristas de violencia [22].

Para servir a los intereses del capital catabólico, esta estrategia insensata y demoledora requiere nada más que organizar redes difusas de células terroristas para apuntar, atacar y deslegitimar las instituciones políticas ya corrompidas por una economía catabólica. Los políticos del MAGA inflaman estas condiciones catabólicas al perseguir versiones políticas de la misma estrategia aceleracionista dentro del Congreso. [23] El hecho de no condenar a Trump por incitar abiertamente a un intento de golpe de Estado después de que las tácticas de supresión de votantes no lograron obtener victorias republicanas son solo dos ejemplos de los ataques aceleracionistas del Partido Republicano contra el sistema electoral.

Algunos aceleracionistas tribales incluso condenan el capitalismo. Pero su oposición confusa y mal dirigida no tiene nada que ver con eliminar un sistema que explota a las personas y al planeta. El anti-capitalismo tribal tiene como objetivo eliminar un illuminati global de capitalistas judíos liberales que supuestamente controlan el "Orden Mundial". Los tribales cristianos blancos acorralarían y exterminarían a los miembros de esta orden impía y librarían una feroz batalla por la supremacía tribal sobre los recursos en extinción del planeta. En palabras del líder supremacista blanco Ben Klassen, “Estamos decididos a que el ganador se lo lleve todo, que la Raza Blanca debe colonizar, ocupar y habitar todo, y nos referimos a todo, el territorio benéfico del Planeta Tierra ... O la Raza Blanca toma todo y habita todo o nos ahogaremos en un mar de carreras de barro. El mundo se está volviendo demasiado poblado para sostenernos a nosotros y a ellos ”. [24]

A medida que la economía mundial se estanca y se deshace, los movimientos radicales de izquierda y derecha se benefician del fracaso del centro político para generar crecimiento. Pero, a diferencia de la derecha tribalista, la oposición de la izquierda al capitalismo industrial ofrece una alternativa positiva al gobierno corporativo. Rechaza el tribalismo y lucha por forjar la solidaridad humana contra un sistema catabólico en guerra con las personas y la Tierra. Busca construir una sociedad equitativa que pueda prosperar y vivir en paz dentro de los límites de nuestro planeta finito. [25] Este futuro libre de carbono requiere un programa de simplificación radical y localización democrática, no violencia, caos, terror y destrucción. También requiere una insurrección pacífica masiva para frenar, cambiar las cosas y salir del camino hacia la ruina [26].

Estamos muy lejos de construir un movimiento con el propósito común y el poder político de cambiar las cosas. Sin embargo, la lucha por un Green New Deal (GND) crea un punto focal, un centro de gravedad, para unir los elementos dispares de un Movimiento de Resistencia Verde emergente. Es probable que haya desacuerdos y tensiones dentro de este movimiento incipiente. Por ejemplo, la cuestión de si podemos o no hacer crecer nuestro camino hacia un futuro verde es una fuente importante de controversia. Pero el GND comienza a crear un proyecto común que todos los que luchan por la justicia económica, social o ambiental pueden respaldar. Los proyectos comunes fomentan la empatía, la comprensión, la solidaridad y la cooperación entre organizaciones y personas que recién comienzan a reconocer que sus luchas son parte de un movimiento más amplio. En este momento parece imperativo que se construya una unidad amplia en torno a la abolición de una máquina del fin del mundo en guerra con las personas y el planeta. Espero poder contar más sobre este desafío en futuros artículos.

(Artículooriginal y referencias en https://www.resilience.org/stories/2021-02-16/can-we-exit-this-road-to-ruin/)

martes, 8 de diciembre de 2020

A Pancha, unha moeda local?


O Concello de Ribadeo ten unha longa tradición de cooperación co potente sector comercial e hostaleiro, en tempos de crise e de bonanza tamén. As iniciativas de promoción levadas desde a oficina de desenvolvemento local ó longo destes anos foron reforzando o papel da nosa vila como capital comercial e de ocio dunha ampla comarca que vai desde Foz até Navia -abranguendo até Pontenova e Vegadeo polo sur- concellos que suman unha poboación de preto de 50.000 habitantes. Ribadeo é tamén un referente turístico a nivel estatal e mesmo internacional, como amosan os datos de visitas e ocupación que cada ano nos achegan os medios.

Lamentablemente, esta crise global da Covid-19 que nos obriga a limitar esa tradición tan arraigada de xuntarnos cos amigos e a familia nos bares -e impide a chegada de visitantes de fóra- ten unha pegada económica máis forte nos territorios que basean a súa economía no turismo e a hostalería. Así, países como España, comunidades autónomas como as mediterráneas ou vilas como Ribadeo sofren con máis forza a crise ca outras máis centradas no sector primario ou na industria, que seguen a traballar con certa normalidade. Nesta situación, recuperar as panchas e mesmo reforzalas nesta fin do 2020 é unha iniciativa máis de apoio ó sector comprensible e plausible.

En realidade as panchas veñen sendo unha subvención do 33% das compras que facemos nos locais participantes na iniciativa con cargo ó orzamento municipal. Pagamos 30€ e dannos 40 panchas, logo por cada 3 euros de gasto no comercio local temos outro con cargo ó orzamento público. A filosofía detrás desta iniciativa da administración local é mitigar (combater?) a tendencia global de mandar fóra de Ribadeo os cartos que ingresamos polo noso traballo ou pensión, engrosando as contas de grandes empresas multinacionais e os petos dos seus executivos.

Calquera de nos pode facer un sinxelo cálculo de onde manda os cartos que cobra cada mes. Cantos van a unha multinacional da distribución alimentaria, cantos a unha multinacional da enerxía, cantos a unha multinacional das telecomunicacións, cantos a unha multinacional do petróleo, cantos quedan no banco e cantos quedan en Ribadeo. Veremos que estes últimos son unha parte pequena. De todos eles, coa pancha facemos unha sorte de guerrilla ós hipermercados e a internet, parte non pequena do problema -queda para outro día a reflexión sobre como atallar o resto das fugas-.

As panchas anímannos a gastar localmente, porén, esas panchas recibidas pola hostalería e o comercio son intercambiadas por euros na oficina de Abanca e aí remata o conto (mesmo como na Cenicienta, hai unha hora tope, un día no que remata a experiencia). Pola outra banda, quen non ten cartos non pode adquirir panchas nin beneficiarse dese desconto. Pode considerarse esto unha moeda local? O obxectivo das moedas locais é fondamente social. Procuran a dinamización de toda a economía comunitaria facilitando o intercambio de produtos e servizos entre todos os membros da comunidade, entendendo que tod@s temos algo que achegar. Polo tanto, para poder considerar as panchas unha auténtica moeda local a participación e os seus beneficios deberan poder estenderse a toda a sociedade ribadense alén do comercio e da hostalería, fortalecendo e integrando a comunidade e diversificando a economía local.

Por exemplo, se foramos quen de incluír no proxecto ós provedores dese sector hostaleiro e comercial ás súas traballadoras, as relacións coa administración local e as súas empregadas, as asociacións de voluntariado e a súa labor, creando oportunidades para as persoas desempregadas, etc., mesmo poderían agromar novas iniciativas, reducirse a nosa dependencia do sector servicios, axudar a integrarse na economía social a quen non ten ingresos convencionais... En definitiva, para facer desta unha auténtica moeda local que dinamice e diversifique a nosa economía, e faga a Ribadeo máis resistente ante esta e as vindeiras crises, cómpre estudar a posibilidade de facer algunhas mudanzas no seu deseño, que poderían ser as seguintes ou outras diferentes:

- As panchas mantéñense en circulación indefinidamente.

- A maiores da compra, pódense obter panchas participando en programas de voluntariado social ou ambiental organizados polo Concello ou asociacións locais de interese social.

- O Concello e as empresas locais interesadas en dinamizar a economía local poden chegar a acordos voluntarios cos seus traballadores para pagar salarios parcialmente en panchas

- Poden conseguirse panchas participando nun banco de tempo local para intercambiar produtos (excedentes de produción das hortas, obxectos de segunda man, etc.) e servizos entre veciñ@s (“dou clases por x panchas”, “admito panchas como pago polas miñas mazás” ou “vendo a miña bici vella por x panchas”).

- O Concello podería admitir panchas para pagar os impostos ou taxas municipais, animando a máis comercios a integrarse na iniciativa e admitilas tamén como forma de pago.

En definitiva, unha auténtica moeda local ten un grande potencial de dinamización da economía, mais para iso as panchas precisan ir máis aló e implicar no seu deseño e implementación a boa parte da sociedade ribadense -a maiores de ACISA e do Concello-. É unha ferramenta que está ó noso dispor, que sempre estamos a tempo de poñer a camiñar e coa que podemos "salvarnos" a nós mesmas: por sorte vivimos nuhha terra privilexiada na que case temos todo canto precisamos para unha vida digna. “El milagro de Worgl”, película alemá do 2018 sobre un caso real na Austria de entreguerras, axudará a comprender o seu potencial -e tamén as dificultades da súa implementación-.

viernes, 10 de abril de 2020

Triaxe

Fallan os datos certos, mais estamos a primeiros de abril, neses días nos que as UCIs do Estado agardaban estar no máximo de saturación. O momento máis perigoso, o que segundo as novas que chegaban de Italia os médicos, espantados, tiñan que decidir a quen se lle pon o respirador, e polo tanto quen vive e quen morre. Novas con discursos dos Países Baixos sobre unha presunta cultura diferenciada, con idade límite para ocupar esas camas limitadas, novas sobre instrucións da Generalitat de non levar ós hospitais ás persoas maiores afectadas polo Covid 19.

A decisión entre a vida e a morte, esa triaxe que din comezou a aplicar Napoleón nas súas guerras, ten forzosamente que ser a máis dura decisión para as profesionais da medicina, mais de ser certas esas novas, non parece selo tanto para algunhas profesionais da política, quizais confiadas en que cando chegue o momento sempre serán as elixidas, sempre terán cama nun deses hospitais privados para os que valorar a incidencia económica das decisións médicas forma parte do negocio.

Pero interésame neste punto determe no valor das vidas, e concretamente na falla de debate á hora de decidir que, á hora da verdade, as persoas vellas deben morrer. Nese intre crucial calquera de nós dariamos a vida pola das fillas, certo, pero máis aló diso quero chamar a atención sobre o deslexo cultural que nestas dúas xeracións fomos asumindo sobre o coidado das nosas maiores.

Quizais consecuencia da veneración que este sistema fai da tecnoloxía (da nova, da novísima tecnoloxía), ou simplemente da baixada da natalidade -a mocidade é un ben escaso- a xente nova acadou unha relevancia que nunca tivo. Afeitas ós móbiles, tablets, ordenadores, esas que onte programaban o vídeo e agora teñen a súa canle de Youtube, esas que se viven nunhas redes sociais que, como a TV, máis que ferramenta de transmisión de cultura e emocións, convirtironse nun aditivo pasatempo -no que perdemos a vida mentres a vida pasa- pasaron de ser aprendices a mestres, de extras a protagonistas, en poucos anos.

Certo, unha relevancia falsa, que as fai ocupar minutos nos medios pero non outorga estabilidade laboral, un recoñecemento baleiro, que non se traduce nun compromiso social para darlles un futuro, como aqueles premios do Feijoo ás tituladas que consistía nunha maleta coa que marchar do país. Quizáis formando todo parte dunha estratexia de márqueting, nun mercado que as ve presas moi fáciles do consumismo no que medraron, cheos de xoguetes, roupa e tecnoloxía no canto de irmáns.

E pola misma razón, as nosas maiores, desconectadas desa nova escuma da vida, desa efervescencia tecnolóxica consumista, en boa medida voluntaria e sabiamente, desde un xuizo máis fondo -o que dá o tempo vivido- do que ten ou non importancia na nosa existencia, van quedando fóra dos circuítos do consumo e da relevancia social. A súa sabedoría é vista como inútil para os tempos que corren; ritmos que superan por primeira vez na historia da humanidade a velocidade natural da vida humana obrigándonos a unha actualización tecnolóxica cada poucos anos.

A xente vella, encarnación da experiencia e do coñecemento acumulado, é hoxe vista coma unha carga inútil para esta sociedade. Unha sociedade descerebrada, que corre velozmente a ningures, envoltorios baleiros, burbullas de ar. Deixar morrer os vellos, que non pagan a pena esas vidas. Esta opción polo rápido descarte das persoas maiores é a cristalización final dunha tendencia de décadas, na que de a poucos fomos desprezando o valor do moito que aínda nos achegan e do moito que lles adebedamos.

No mundo tralo coronavirus, tamén deberemos repensar a posición das nosas maiores na familia. Como con tantas outras cousas, deberemos ser capaces de tomar perspectiva, saír deste século de excepción (o do petróleo) que estamos a rematar, analizar e decidir, con xustiza e humanidade.

martes, 7 de abril de 2020

Deus Ex Machina VS Cisne Negro

No me avergüenza reconocer que hace solo unos días aprendí lo que significa un “cisne negro”. Fue en mi blog de cabecera “Crashoil” del gran Antonio Turiel sobre el pico del petróleo, que hacía referencia al Covid-19 como un cisne negro. Corrí a informarme a la wikipedia, y digamos que un cisne negro es un suceso inesperado que lo cambia todo -a peor-. Una catástrofe que desequilibra definitivamente la balanza, que rompe un equilibrio -inestable- para obligar a un enorme cambio sistémico.

El matiz del “equilibrio inestable” previo no es baladí, porque una tercera característica de los cisnes negros es que -a toro pasado- son explicables. Había razones ocultas, o escasamente difundidas, que nos podrían haber prevenido de la posibilidad de tal suceso, o de sus efectos catastróficos sobre la marcha de las cosas. Ejemplos de cisnes negros en la historia podrían ser el inicio de la primera guerra mundial, los atentados del 11S o la caída de Lehman Brothers en 2008. Supongo que a nivel planetario, el meteorito que extinguió a los dinosaurios y propició el dominio actual de los mamíferos podría también considerarse un cisne negro.

El COVID-19 es una de esas catástrofes anunciadas por los expertos, que viene a descolocar un sistema económico mundial que ya estaba tocado por la crisis nunca superada de 2008, introduciendo más entropía en un sistema energético que ya estaba en la espiral de bajada de precios (destrucción de la oferta menos competitiva) previa a la siguiente subida de precios (destrucción de la demanda menos pudiente). Avisa Antonio que la bajada brutal del precio puede hacer explotar la burbuja del carísimo fracking USA, y incentivar inestabilidades en los países productores (los portaviones USA frente a Venezuela serían un indicio a seguir).

En todo caso, la caída de la actividad económica que se anticipa próxima a un 20% del PIB a nivel mundial, muy superior a la de 2008, y las incertidumbres sobre nuevas oleadas futuras, sin duda alterarán los planes de personas e instituciones (aún no nos podemos hacer una idea), desatando las cifras del desempleo y obligando, entiendo yo, a los gobiernos a tomar cartas en el asunto para evitar que “chalecos amarillos” de todo el mundo se lleven por delante ejecutivos e incluso sistemas políticos. Pienso que para reconducir la situación tendremos que jugar la carta del Deus Ex Machina.

La figura del Deus Ex Machina (este también lo aprendí hace unos pocos años) viene a ser cuando en medio de la trama de una obra dramática (viene del teatro clásico) aparece inopinadamente un dios salvador que arregla el problema. Hoy, en general, un personaje o suceso que no había aparecido antes y que hoy suele criticarse como una salida fácil del guionista (ese séptimo de caballería que llegaba en el momento justo, las águilas gigantes del Señor de los Anillos o cuando al final “todo era un sueño”).

Pues si, necesitaremos un Deus Ex Machina, algo nuevo, diferente e inesperado que obviamente no va a llegar del cielo. Algo inimaginable en el contexto actual, inviable dentro de las normas asumidas, que habremos de inventar e implementar. Algo que romperá esas normas desde arriba para evitar que las rompamos desde abajo. Algo que nos permita salvar a todas.

El primer paso ha sido dado. En el mundo entero se ha priorizado la vida sobre el interés económico. Quizás, seguramente, porque sin hacerlo ese interés habría sucumbido de todas formas, pero incluso si ha sido por eso, ese movimiento supone el reconocimiento de una debilidad. Existe una línea que ni siquiera los grandes poderes económicos del planeta han podido traspasar: la vida (muchas vidas).

Debemos aprovechar el momento. No podemos permitir que se nos venda mañana la propia vida como una deuda a pagar. ¿A quien? ¿Al poder financiero? ¿A los multimillonarios que amasan su riqueza con el esfuerzo ajeno?

Situada la vida en el centro, tras la todavía incalculable crisis gobal que vamos a enfrentar defendamos sin dudarlo una recuperación que mantenga la vida como vara de medida para cada decisión. La vida digna, el mínimo vital garantizado para todas: nadie sin casa, nadie sin comida, nadie sin agua, nadie sin energía, nadie sin calor, nadie sin cuidados suficientes. Y añadamos: tampoco sobreviviremos si es a costa del planeta. Esa reconstrucción no se sostendrá si es a costa de un entorno saludable que la haga posible. 

Nunca más el beneficio de los accionistas como condición, nunca más un “no se puede” como respuesta a las demandas justas, nunca más el IBEX o el PIB como indicadores. Nuevas brújulas para tiempos nuevos.

sábado, 7 de abril de 2018

Da xestión do Catálogo Español de Especies Invasoras

Esta semana houbo unha grande convulsión no forestal galego e español coa nova de que o Comité Científico do Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente (MAPAMA) declarara as diferentes especies de eucalipto como invasoras recomendando en consecuencia a súa inclusión no Catálogo Español de Especies Invasoras en resposta a unha petición realizada polo concello de Teo (A Coruña).
O ditame do Comité é de interese pois fai unha ilustrativa reseña do xogo do Goberno do Estado co eucalipto e o catálogo. A secuencia ven sendo a seguinte:
El 18 de septiembre de 2017, D. Rafael Sisto, Alcalde del Ayuntamiento de Teo (A Coruña), presenta un escrito dirigido a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, solicitando la inclusión de las especies Eucalyptus camaldulensis, E. globulus, E. nitens, y cualquier otra especie del género Eucalyptus en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras regulado por el R.D. 630/2013, de 2 de agosto.
Dicha Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural solicita consulta a los órganos ambientales competentes sobre el posible carácter invasor de las arriba mencionadas especies del género Eucalyptus, así como cualquier otra especie perteneciente a este género y la inclusión de dichas especies en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.”
Aquí un inciso: o Comité aclara o porqué de que estas especies non estean xa incluídas no devandito catálogo:
Las especies Eucalyptus camaldulensis y E. globulus se incluyeron en el Anexo II del R.D. 1628/2011 como especies exóticas con potencial invasor. Posteriormente, en 2012 este Comité Científico (CC 02/2012) recomendó la inclusión de Eucalyptus nitens en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (Real Decreto 1628/2011) debido a su carácter invasor.
En la actualidad, y desde que el R.D. 630/2013 anulase el Anexo II del R.D. 1628/2011, todas las especies de dicho Anexo que no hubieran sido valoradas para su inclusión en el Anexo I del R.D. 1628/2011 quedaron fuera del Catálogo de Especies Exóticas Invasoras. Así pues, Eucalyptus camaldulensis, E. globulus y E. nitens no están actualmente incluidas en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras regulado por el R.D. 630/2013.”
Ou sexa, que 1) no 2011 o E. glóbulus e o E. camalduliensis están no Anexo II agardando a confirmar o potencial invasor para entrar no catálogo, 2) no 2012 o Comité pide que o nitens entre no catálogo, 3) no 2013 o goberno elimina o Anexo II “liberando” ó glóbulus e o camaldulienses, e 4) nos 4 anos seguintes non tivo tempo para facer caso ó Comité na súa proposta de intorucir o nitens no Catálogo Español de Especies Invasoras(CEEI).
Convén lembrar que a proposta de incuír o E. nitens no CEEI ven dunha solicitude de avaliación da Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar do proprio MAPAMA, ante a solicirude de Celulosas de Asturias S.A. de facer unha plantación de Eucaliptus nitens en dominio Público Marítimo Terrestre:
En nombre y representación de Celulosas de Asturias S.A., D. César Morante Álvarez, presenta un escrito con fecha 15 de julio de 2011 dirigido a la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar de la Demarcación de Costas en Asturias, solicitando la concesión de 10.000 m2 de ocupación en Dominio Público Marítimo-Terrestre con la finalidad de ser destinado a un vivero de plantas en la margen derecha de la ría de Navia (Asturias). El plan de plantación en el vivero incluye 4.000.000 de individuos de Eucalyptus nitens, 250.000 de Pinus radiata, 600.000 de Eucalyptus globulus, frente a 100.000 de varias especies autóctonas. Dicha Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar solicita consulta a los órganos ambientales competentes sobre el posible carácter invasor de Eucalyptus nitens, especie que mayoritariamente se planifica cultivar en este vivero.”
Ou sexa, que o Comité Científico -por unanimidade- ditamina que sí é invasora mais o Ministerio non procede á súa inclusión no catálogo. Semella que no presente caso vai suceder o mesmo, a pesares das razóns de peso que o Comité pon enriba da mesa: 
 "6. Dictamen:
Se hace constar, por la evidencia científica disponible aquí presentada, la naturalización e invasión de seis especies del género Eucalyptus en España: E. camaldulensis, E. globulus, E. gomphocephala, E. gunnii, E. nitens y E. sideroxylon. De estas seis especies, dos de ellas se incluyen o se han incluido en planes de erradicación en nuestro país (E. camaldulensis y E. globulus). Estas dos especies se consideran transformadoras del medio, modificando el funcionamiento de los ecosistemas y alterando las características físico-químicas del suelo, desplazando flora y fauna autóctona, disminuyendo la biodiversidad, aumentando el riesgo de incendios y colonizando espacios abiertos tanto naturales como semi-naturales y antrópicos. Este conjunto de características biológicas, fisiológicas y ecológicas las comparten con cualquier otra especie del género cuyo motivo de introducción sea la explotación forestal (i.e., son especies de crecimiento rápido y buena adaptabilidad a diferentes ambientes y tipos de suelo), por lo que todas ellas presentan un alto riesgo de invasión en nuestro territorio, hecho ya consumado para E. camaldulensis y E. globulus. Según el criterio de la IUCN (2000) todas las especies de Eucalyptus naturalizadas en España presentan carácter invasor y capacidad transformadora del medio. Así lo demuestran los análisis de riesgo de invasión llevados a cabo, cuyos resultados han sido positivos. El análisis para E. gomphocephala no ha podido llevarse a cabo por falta de datos. Por lo tanto, se concluye incluir en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, regulado por el R.D. 630/2013, de 2 de agosto, bajo el criterio de la IUCN (2000) a todas las especies de Eucalyptus naturalizadas en España por su carácter invasor y capacidad transformadora del medio, y se recomienda extremar la precaución con cualquier otra especie de este género cuyo destino sea la explotación forestal debido al alto riesgo de invasión. Siempre que se observe naturalización de cualquier especie de Eucalyptus en nuestro territorio se recomienda un seguimiento local y llevar a cabo medidas de erradicación antes de que se produzca la invasión. Del mismo modo, se recomienda una gestión profesionalizada de las explotaciones forestales de Eucalyptus sp. que garantice el control de la explotación evitando la naturalización e invasión fuera del territorio dedicado a tal fin y llevando a cabo tareas de erradicación en caso de producirse la naturalización. La recuperación de hábitats naturales es la mejor medida a medio y largo plazo para evitar la invasión de Eucalyptus sp. en el entorno."
E me pregunto: 
1) Cal é o procedemento vixente para a inclusión de especies no CEEI?
2) Que informes emprega o MAPAMA a maiores dos elaborados polo Comité Científico a estes efectos?
3) Cando, quen e a petición de que instancia se elaboraron os informes empregados para rexeitar a inclusión das especies de eucaliptus cualificadas de invasoras polo Comité Científico do MAPAMA no devandito catálogo?
Quedo, desde logo, coas ganas de darlles unha ollada a eses informes, case tantas como as de ver o TFM de Cristina Cifuentes.

domingo, 1 de abril de 2018

Revisión crítica do estudo da capacidade de acollida do MN As Catedrais.

O estudo da capacidade de acollida do Monumento Natural de As Catedrais, contido no Anexo III do Decreto polo que se amproba o seu Plan de Conservación, é a base que sustenta a limitación do acceso á praia en 4.812 persoas/día. O estudo, criticado xa polo xeógrafo Vidal Romaní en datas precedentes, contén un bo número de incongruencias que deben levar a desbotar a súa validez a eses efectos. Preténdese neste artigo analizalo co detemento preciso.
O estudo baséase na proposta de Cifuentes (1992) para espazos protexidos de Latinoamérica, modificada por Gómez-Limón García, J. y García Ventura, D. (2014) para adaptala ás singularidades de diferentes parques nacionais do territorio español. Trata de establecer un límite ó número de persoas que pode visitar un espazo sen prexudicar de xeito significativo o mesmo e mantendo unha experiencia turística de calidade.
O método diferencia a capacidade de acollida física (CAF) que ven a indicar a xente que colle no espazo da capacidade de acollida ecolóxica (CAE) que serve para limitar esa cantidade en función do impacto no ecosistema.
Capacidade de Acollida Física
A CAF calcúlase multiplicando as personas que collen na superficie do Monumento polas quendas que poden entrar nel nun día. Calcúlase a xente que colle medindo a superficie media do areal (estímase unha superficie media en marea baixa de 50.000 m2) e nas zonas visitables da zona superior (sendeiros internos do Monumento Natural (2.000 m2), restaurante (2.200 m2), aparcadoiro (1.750 m2) e merendeiro (1.700 m2). A superficie total visitable suma 57.600 m2.
Obsérvase que o estudo suma a superficie fóra da praia á do areal, cando a limitación de acceso está a aplicarse só para o areal.
Para definir o espazo que precisa cada persoa téñense en conta 3 posibilidades: un criterio de uso intensivo (5 m2/visitante), medio (10 m2/visitante) ou baixo (25 m2/visitante). Un espazo protexido de pequena dimensión e un enorme atractivo natural debera optarse polo estándar máis baixo (aínda que ter unha persoa a 5 metros de distancia todo o tempo tampouco semella ser un uso baixo).
O estudo opta, sen máis xustificación, por un criterio de uso medio. Obtemos dese xeito un dato de partida de 5.000 persoas na praia e 700 fóra dela, un total de 5.700 persoas simultáneamente no Monumento Natural.
A continuación o estudo calcula cantas quendas de visita collen no monumento, para o que divide as horas nas que a praia é visitable (estima 4 horas diarias) polo tempo necesario para visitala (estima 1,5 horas). Para a zona superior establécese unha dispoñibilidade de 12 horas e tamén 1,5 horas por visita a esta zona). O resultado son 2,66 quendas de visita á praia e 8 quendas de visita á zona superior.
Multiplicando a xente que colle simultáneamente polo número de quendas o autor obtén unha CAF de 19.420 visitantes diarios (13.300 na praia e 6.120 fóra dela).
De terse empregado o criterio de ocupación baixa, o resultado sería de 7.768 persoas, delas 5.320 na praia.
Capacidade de acollida ecolóxica (CAE)
A CAE tenta de determinar o número máximo de persoas por encima do cal comezan a aparecer impactos críticos e/o irreversibles ca dinámica natural dos ecosistemas non pode restaurar, tendo en conta aspectos como a resiliencia dos sistemas afectados ou limiar de cambio aceptable (LCA).
A calquera persoa mínimamente formada no eido ambiental non se lle escapará a complexidade da valoración apriorística da resposta dun ecosistema á acción humana: calquera modelo que pretenda facelo suporá unha enorme simplificación. Neste caso a capacidade de acollida ecolóxica estímase multiplicando a capacidade física antes calculada por coeficientes redutores en forma de porcentaxes -os factores de correción- que consideran, din as autoras, variables físicas, ambientais, biolóxicas e de manexo.
Os factores empregados para identificar aqueles impactos críticos que poidan supoñer restriccións totais ou parciais do uso público, así como plantexar medidas correctoras naqueles casos nos que os impactos sexan moderados e/ou reversibles, son os seguintes:
  • a) Factor de erosividade (FCero)
Estima a proporción da superficie do monumento natural que presenta riscos de erosión en función da pendente e do comportamento das visitantes. Considera que pendentes por baixo do 10% presentan risco 0, entre 10 e 20 risco 1 e superior a 20 risco 1,5, polo que multiplica eses valores pola proporción de superficie neses intervalos de pendente obtendo un coeficiente de 0,66. Este valor mutiplícase pola CAF reducindo o seu valor a un 66% do orixinal.
O cálculo do factor non está descrito nin xustificado axeitadamente no documento. Fálase de diferentes tipos de substrato que non son tidos en conta. Desbótase a erosión nas zonas de baixa pendente cando é precisamente nestas zonas sobre os cantís onde máis erosión aparece. Dáse o máximo valor ás fortes pendentes cando son rochosas e nelas non hai circulación de visitantes. En definitiva, substitúen a erosividade pola pendente do terreo.
  • b) Factor de marea (Fcmar) (só de aplicación na zona do areal)
A influencia da marea considérase como limitante do espazo na praia, considerándose no cálculo só as épocas de elevada demanda (Semana Santa e verán). Enténdese que hai 8 horas non aproveitables cada día das -segundo Meteogalicia- 14,03 horas de luz medias, obténdose unha proporción de tempo aproveitable do 0,43.
Lonxe de ser un factor ecolóxico, trátase dun axuste da superficie antes calculada para a marea baixa, reducindo a extensión media durante o horario de visitas a unha cifra inferior á metade do máximo.
  • c) Factor de precipitación (FCpre)
A precipitación considérase un factor nos casos en que a choiva é superior a 4mm diarios. A proporción de días sen eses niveis de precipitación na estación da escola Pedro Murias nos días de Semana Santa e verán, é de 0,87.
Non é tampouco un criterio ecolóxico senón un condicionante turístico.
  • d) Factor de superficie disponible (Fcsup) (só para a parte superior do Monumento)
Estímase para axustar a superficie efectiva á visitable, mediante un cociente entre a extensión das zonas de acceso público e a superficie total do Monumento fóra do areal. Ten un valor de 0,79.
Coeficiente redundante, dado que a superficie empregada nos cálculos excluía xa a zona non visitable.
  • e) Factor de vegetación (FCvex)
As autoras recoñecen a degradación actual da vexetación, pero entenden que unha vez implementado o Plan de Conservación os efectos non serán significativos sobre a vexetación protexida, e consideran que tampouco o serán sobre a que non o está. Non se calcula coeficiente reductor debido á vulnerabilidade da vexetación ó pisoteo, o que supón na práctica un coeficiente de 1 (ausencia de vulnerabilidade).
Sorprende que no mesmo apartado se comece admitindo un impacto actual importante e se remate coa insignificacia do mesmo. Enténdese polas autoras que grazas a unhas pasarelas que non existen non haberá pisoteo e tampouco impacto.
  • f) Factor de fauna (FCfau)
Análogamente ó caso da vexetación, enténdese que non é significativo o impacto sobre a fauna, polo que se aplica un coeficiente de 1.
Sorprende o desprezo das responsables do estudo pola análise da degradación da vexetación e da fauna nun espazo protexido tamén polos seus valores ecolóxicos e non só xeolóxicos, e sometido á maior presencia de visitantes de toda Galicia.
  • g) Factor de impactos derivados del comportamiento de las personas visitantes (FCvis)
Remata a lista de coeficientes empregados cun factor que valora a proporción de "días de non aplicación de limitacións pola escasa afluencia" (todo ano excepto Semana Santa máis 3 meses no verán) fronte ó total de días, obténdose unha proporción de 0,72.
Trátase dun coeficiente que propón unha redución da cantidade diaria de visitantes proporcional ós días sen limitación no ano. É dicir, que se a limitación de acceso fóse aplicada todos os días o coeficiente sería 0 e non podería pasar ninguén ó Monumento Natural.
Finalmente, a CAE estímase multiplicando ós valores iniciais de Capacidade de Acollida Física por estes coeficientes, excluíndo -de acordo co texto- para a zona do areal os de "erosión" e "superficie" e para a zona superior o "coeficiente de marea".
Dese xeito, para a zona do areal obtéñense, para o criterio de ocupación medio finalmente adoptado:
CAE areal = 13.300 visitantes/día x (0,43 x 0,87 x 0,72) = 13.300 x 0,21 = 2.792 visitantes/día
CAE zona superior = 6.120 visitantes/día x (0,66 x 0,43 x 0,87 x 0,72) = 6.120 x 0,33 = 2.020 visitantes/día
A suma desas cantidades é a que da o total de 4.812 persoas diarias que está a aplicarse na actualidade.
Conclusións
  • Sorprende saber que o modelo empregado pola Consellería establece un máximo de 2.792 visitantes diarias para a praia, admitíndose as restantes 2.020 visitantes no resto do espazo protexido. Porén, na actualidade a suma total está a empregarse como límite para o acceso ó areal, non estando implementada 3 anos despois limitación alguna ó respecto da zona superior.
  • Sorprende tamén que eses valores sexan produto dun erro, xa que a multiplicación dos tres coeficientes de aplicación á praia dá 0,27 e non 0,21. O 0,21 xorde de multiplicar ese 0,27 polo coeficiente de superficie 0,79, é dicir, débese a ter aplicado ó areal un coeficiente que o propio texto di que é de aplicación só na zona superior. De aplicarse o valor correcto de 0,27, a capacidade de carga resultante para a praia sería de 3.591 persoas diarias.
  • Finalmente, de aplicarse un criterio que priorice a conservación como é "de lei" nun espazo protexido habería que optar polo criterio de ocupación baixo, é dicir, polo CAF de 5.320 para a praia e 2.448 para o resto do Monumento Natural. Nese caso os valores obtidos para a Capacidade de Acollida Ecolóxica serían: CAE praia = 5.320 x 0,27 = 1436 visitantes/día, e CAE zona superior = 2448 x 0,33 = 800 visitantes/día*
  • En todo caso, a realidade é que os coeficientes de erosión, de superficie e de comportamento dos visitantes empregados, como pode deducirse deste somero análise, carecen de calquera rigor, servindo únicamente para reducir o valor físico inicialmente calculado a unha cifra que se considerou aceptable. Deben ser substituídos por unha análise rigorosa da capacidade de acollida e resiliencia dos ecosistemas presentes no Monumento Natural.

* De aquí xorde probablemente a cifra que propón Vidal Romaní para o acceso ós cantís.

NOTA FINAL: En definitiva, estes números non teñen en conta consideración ecolóxica algunha e non se poden considerar máis ca un axuste arbitrario dunha CAF arbitraria, e en nengún caso unha avaliación da Capacidade de Acollida Ecolóxica, xa que a ese respecto nin se analiza a degradación dos ecosistemas, nin a resiliencia das formacións, nin se aplicaron estudos sobre impactos do recreo na vexetación ou na fauna realizados noutras contornas similares a este espazo.

domingo, 4 de junio de 2017

La verdad sobre Venezuela, de Mark Weisbrot, en the Guardian

Va una traducción (retoque de google translator, mejor) del artículo que encontró y posteó Agremon en su fb. Por parecerme realmente interesante, dada la imposibilidad de acceder a la versión alternativa en nuestro país, apesar de que es de hace un par de años. Entendámoslo por tanto como la versión que nunca nos contaron los medios nacionales.

Las imágenes forjan la realidad, otorgando un enorme poder a la televisión y al vídeo, ya que las fotografías pueden penetrar profundamente en la conciencia de las personas sin que nos demos cuenta. Yo me creía inmune a la reiterada presentación de Venezuela como un estado fallido en medio de una rebelión popular, pero no estaba preparado para lo que vi en Caracas este mes: de que forma tan inapreciable se ve afectada la vida cotidiana por las protestas, la normalidad que prevalece en la gran mayoría de la ciudad. Yo también había sido capturado por las imágenes de los medios de comunicación.

Los principales medios de comunicación ya han informado de que los pobres de Venezuela no se han unido a las protestas de la oposición de derecha, pero eso es un eufemismo: no son sólo los pobres los que se están absteniendo; en Caracas casi todos excepto los barrios ricos como Alta Mira, donde pequeños grupos de manifestantes participan en batallas nocturnas con las fuerzas de seguridad, lanzando piedras y bombas incendiarias y escapando de los gases lacrimógenos.

Caminando desde el barrio de la clase obrera de Sabana Grande hasta el centro de la ciudad no veo señales de que Venezuela esté atrapada por una "crisis" que requiera la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA), no importa lo que le diga John Kerry. El metro también funciona muy bien, aunque no pude bajar en la estación Alta Mira, donde los rebeldes habían establecido su base de operaciones hasta su desalojo esta semana.

El primer vistazo a las barricadas fue en Los Palos Grandes, una zona de ingresos altos donde los manifestantes tienen apoyo popular y los vecinos gritan a cualquiera que intente quitarlas (intentarlo es arriesgado: se dice que han muerto a tiros al menos cuatro personas por hacerlo). Pero incluso aquí, en las barricadas, la vida era bastante normal, salvo por el griterío. El fin de semana, el Parque del Este estaba lleno de familias y corredores sudando - antes de Chávez tenías que pagar para entrar, y los residentes aquí -me dijeron- estaban molestos porque los menos-bien puedan entrar gratis. Los restaurantes están todavía llenos por la noche.

Viajar sirve precisamente para conocer la realidad, por supuesto, y visité Caracas principalmente para recopilar datos sobre su economía. Y lo cierto es que tambíén regreso escéptico ante la explicación de los medios de comunicación de que la creciente escasez de alimentos básicos y bienes de consumo son la auténtica motivación de las protestas. Las personas que más la sufren son, por supuesto, los pobres y las clases trabajadoras, mientras que los vecinos de Los Palos Grandes y Altamira, donde vi las protestas reales, tienen criados para hacer cola cuando lo necesitan, y tienen los ingresos y el espacio de almacenamiento para acumular reservas en su casa.

Estas personas no están sufriendo. De hecho lo llevan muy bien. Sus ingresos han crecido a un ritmo saludable desde que el gobierno de Chávez obtuvo el control de la industria petrolera hace una década. Incluso reciben una importante ayuda del gobierno: cualquier persona con una tarjeta de crédito (algo que excluye a los pobres y millones de trabajadores) puede sacar 3.000 dólares al año a un tipo de cambio subsidiado; después pueden vender los dólares por 6 veces lo que pagaron en lo que equivale a un subsidio anual de miles de millones de dólares para los privilegiados. Sin embargo son ellos los que suministran el apoyo popular y las tropas de la rebelión.

La naturaleza “de clase” de esta lucha siempre ha sido incontestable, y ahora más que nunca. Caminando entre la multitud que asistió a la ceremonia del 5 de marzo para conmemorar el aniversario de la muerte de Chávez, observé un mar de venezolanos de la clase trabajadora, decenas de miles de ellos. No había ropa costosa o zapatos de 300 dólares. ¡Qué contraste con las masas descontentas de Los Palos Grandes, con sus Jeeps Grand Cherokee de 40.000 $ con el lema del momento: SOS VENEZUELA.

Cuando se trata de Venezuela, John Kerry sabe en qué lado de la guerra de clases se encuentra. La semana pasada, justo cuando me iba de la ciudad, el Secretario de Estado de Estados Unidos redobló su retórica contra el gobierno, acusando al presidente Nicolás Maduro de emprender una "campaña de terror contra su propio pueblo". Kerry también amenazó con invocar la Carta Democrática Interamericana de la OEA contra Venezuela, así como con aplicar sanciones.

Blandir la Carta Democrática contra Venezuela es un poco como amenazar a Vladimir Putin con una votación patrocinada por la ONU sobre la secesión en Crimea. Tal vez Kerry no se diera cuenta, pero pocos días antes de sus amenazas, la OEA tomó una resolución que Washington presentó contra Venezuela y la volvió al revés, declarando la "solidaridad" del organismo regional con el gobierno de Maduro. Veintinueve países lo aprobaron, quedando sólo los gobiernos derechistas de Panamá y Canadá a favor de Estados Unidos

El golpe militar de 2009 en Honduras que Washington ayudó a legitimar, o el golpe militar de 2002 en Venezuela, ayudaron aún más al gobierno de Estados Unidos. Dada su reciente votación, la OEA tendría más probabilidades de invocar la Carta Democrática contra el gobierno estadounidense por el asesinatos de zombis de ciudadanos estadounidenses sin juicio, que de hacerlo contra Venezuela.

La retórica de "campaña de terror" de Marco Antonio Bello / Demotix / Corbis Kerry está igualmente divorciada de la realidad y, previsiblemente, provocó una respuesta equivalente del ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, quien llamó a Kerry "asesino". He aquí la verdad sobre esas acusaciones de Kerry: desde que comenzaron las protestas en Venezuela, parece que más personas han muerto a manos de manifestantes que de las fuerzas de seguridad.

Según las muertes reportadas por el CEPR en el último mes, además de los asesinados por intentar eliminar las barricadas de manifestantes, cerca de siete han sido asesinados aparentemente por obstrucciones de los manifestantes -incluyendo un motociclista decapitado por un alambre extendido al otro lado de la carretera- y cinco soldados. Al menos tres personas parecen haber sido asesinadas por la Guardia Nacional u otras fuerzas de seguridad - incluyendo dos manifestantes y un activista pro-gobierno. Algunas personas culpan al gobierno por otros tres homicidios cometidos por civiles armados; en un país con un promedio de más de 65 homicidios por día, es totalmente posible que estas personas actuaran por su cuenta.

Un total de 21 miembros de las fuerzas de seguridad están bajo arresto por presuntos abusos, incluyendo algunos de los asesinatos. Esto no es una "campaña de terror". Al mismo tiempo, es difícil encontrar una denuncia seria de la violencia ejercida por su bando de los principales líderes de la oposición.

Los datos de las encuestas consideran que las protestas son profundamente impopulares en Venezuela, aunque se hacen mucho mejor en el extranjero cuando son promovidas como "protestas pacíficas" por personas como Kerry. Los datos también sugieren que la mayoría de los venezolanos ven estos disturbios por lo que son: un intento de eliminar al gobierno electo del poder. La política interna de la postura de Kerry es bastante simple. Por un lado, usted tiene el ala derechista cubano de la Florida y sus aliados neoconservadores que gritan a favor del derrocamiento. A la izquierda de la extrema derecha hay... bueno, nada.

La Casa Blanca se preocupa muy poco por América Latina, ya que no hay consecuencias electorales por hacer que la mayoría de los gobiernos del hemisferio estén disgustados con Washington. Tal vez Kerry piense que la economía venezolana va a colapsar y eso traerá algunos de los no-ricos venezolanos a las calles contra el gobierno. Pero la situación económica se está estabilizando: la inflación mensual cayó en febrero y el dólar del mercado negro cayó también bruscamente con la noticia de que el gobierno está introduciendo un nuevo tipo de cambio basado en el mercado. Los bonos soberanos de Venezuela arrojaron un 11,5% a partir del 11 de febrero (el día antes de que comenzaran las protestas) hasta el 13 de marzo, los rendimientos más altos del índice de bonos emergentes del mercado emergente de Bloomberg. La escasez probablemente se aliviará en las próximas semanas y meses. Por supuesto, ese es exactamente el principal problema de la oposición: las próximas elecciones están a un año y medio de distancia, y en ese momento, es probable que la escasez económica y la inflación que han aumentado tanto en los últimos 15 meses habrán disminuido. La oposición perderá probablemente las elecciones parlamentarias, ya que han perdido todas las elecciones en los últimos 15 años. Pero la actual estrategia insurreccional no está ayudando a su propia causa: parece haber dividido a la propia oposición al tiempo que unido a los chavistas. El único lugar donde la oposición parece tener gran apoyo es en Washington.

domingo, 12 de febrero de 2017

Antes que dean as dúas en Podemos


Pensade na responsabilidade ante os votantes e a importancia de manter a ilusión. 

Estes dous meses de inferno mediático podemos desculpalos, pero agora o tempo de debate interno rematou. A xente decidiu e toca seguir a dirección sinalada polos 155.000 participantes. Tanto se gaña unha opción como se gaña a outra, precisamos humildade para aceptar o resultado, confianza no criterio da Asemblea en que o camiño elixido é (hoxe) o mellor, responsabilidade para non transmitir frustración nin incertezas, e solidariedade para poñerse a traballar na dirección marcada.

Ós que non sexsn quen de asumir o mandato de unidade e a dirección sinalada pola Asemblea, hailles que pedir que se esforcen en irse botando ó lado pouco a pouco e sen estridencias. Aínda que non se vexan hoxe con forzas de remar nunha dirección que consideran errónea, seguen a coincidir no obxectivo final do proceso. Pode ser que nalgúns meses esa mesma Asemblea decida que a súa posición era máis axeitada, e tire deles para reorientar o rumbo do barco.

Todos estamos a navegar nun mar novo, e temos que estar abertos á discrepancia. Todos queremos ir ó mesmo sitio, e só cando esteamos aló saberemos cal era o camiño bo. Ninguén pode asegurar que a opción que gañe hoxe marque o mellor camiño: simplemente será o primeiro que ides probar. Humildade a todos, gañadores e perdedores, e moita prudencia.

E unidade: cantos máis vaiades ós remos, antes remataredes a viaxe. Os inimigos, e os amigos -de dentro e do resto de Europa-, estamos a mirarvos. Algúns babean e frótan as mans agardando reproches, división e egoísmos. Outros mantemos a esperanza na vosa intelixencia e xenerosidade.

Tócavos amosar grandeza de espírito, flexibilidade e convencemento democrático.

jueves, 2 de febrero de 2017

Do suficiente

A mañá do día 6 de xaneiro, mentres celebraba a enésima festa do consumo cunha demostración de resistencia -remendando o meu vello pixama- estiven reflexionando sobre o complexo que vai ser compatibilizar a proposta ecosocialista de suficiencia e autolimitación no consumo de recursos e enerxía coa "proposta económica alternativa" dun desarrollismo de corte keynesiano para recuperar o consumo "motor do crecemento".

Agora que a concentración da riqueza afoga ó sistema capitalista, que un número que medra de traballadores/consumidores -con e sen emprego- non teñen recursos para dotarse do mínimo imprescindible, a nosa proposta debera ser axudarnos a repensar sobre canto é o que realmente precisamos, e a necesidade de cadrar esa cantidade co que o noso planeta é capaz de resistir.

Este momento no que moitos sufrimos o embate da crise, e que aprendemos á forza que o mundo de consumo inconsciente rematou, que debemos conformarnos con menos -e, máis importante, que podemos vivir con menos-, non é o mellor momento para traballar a suficiencia?

Comecei este blogue fai 6 anos escribindo sobre a procura da felicidade, o obxectivo central da nosa vida, sobre os límites do planeta, sobre os estudos da relación entre os ingresos e o benestar, entre o PIB dos estados e a felicidade dos seus cidadáns. Este é o momento de comezar a traballar no modelo alternativo. No auténtico modelo alternativo, non no regreso a un punto que xa pasou e que non vai retornar.

O compromiso debe ser achegar a todos o preciso, non recuperar o crecemento absurdo. Aínda hoxe, tras estes anos de crise, estamos moi por riba do que o planeta pode resistir: mesmo en Galicia, o certo é que non precisamos crecer senón repartir. Asumamos a nosa responsabilidade, lembremos como era a vida nos anos 60 e vaiamos recuperando os hábitos sustentables de entón.

Non en todo, por suposto. Non falo do rural, non falo da eficiencia enerxética dos edificios, non falo das telecomunicacións, das renovables ou de internet, pero si de menos coches e máis nenos nas rúas, de menos horas de traballo, de menos produción e menos consumo, de produción e consumo locais, do retorno dos envases e o zurcido da roupa, do zapateiro do barrio e a lavadura para os porcos.

Rexeitemos logo o móbil por ano, os regalos sen xeito, o coche para todo. Rexeitemos os AVEs, as ampliacións de aeroportos e os macroportos, pensadas para un transporte que non será viable no futuro. Rexeitemos os cáterings de centos de quilómetros, o exceso de carne, a comida lixo, o aceite de palma e o glutamato monosódico.

Comecemos a imaxinar o futuro da suficiencia, orientando a economía á produción do que realmente precisamos: os alimentos, a roupa, a vivenda, a enerxía. Para todos.

Mensaxe da Cooperativa Som Energía ós seus socios

Non me resisto a poñérvolo, para vosa info e compartición, se o vedes axeitado:
Estimadas socias y estimados socios,

Estos días es noticia el elevado precio de la energía y cómo, de paso, se han encarecido algunas facturas de la luz. En Som Energia, si bien estamos comprando parte de la energía en este mercado diario a un precio mucho más alto del habitual, seguimos ofreciendo el mismo precio por kWh que presentamos en la Asamblea de 2016. Como aprobamos entre todos nosotros, el precio es fijo de mayo a junio y éste se ratifica en la Asamblea General de socios y socias de Som Energia cada año.
La situación fue totalmente diferente durante el primer semestre de 2016 cuando el precio de la energía fue muy económico, y la diferencia de precios entre la compra en el mercado diario y lo que facturamos, nos permitió hacer un 'cajoncito' de un millón de euros. En octubre pedimos qué hacer con estos beneficios a las personas socias y el resultado fue guardarlo para cuando fuera necesario.

¡El momento es ahora! Este cajón nos está permitiendo no modificar las tarifas de la cooperativa e ir sosteniendo la diferencia de precios. Es la cooperativa la que asume los altibajos del mercado sin que ello se vea reflejado directamente en la factura de nuestras personas socias y clientes.

La capacidad de adaptabilidad basada en la participación, la transparencia y el no ánimo de lucro, entre otros, es propia del modelo cooperativo, así otras empresas como
Goiener, EnergÉtica, Nosa Enerxia o Solabria, por ejemplo, son propuestas interesantes que dan respuesta al modelo de comercializadora cooperativa y renovable.

Este revuelo ha supuesto un crecimiento significativo de personas socias y contratos. Desde principios de mes, se han sumado a la cooperativa más de mil socios y socias (normalmente el aumento era de 400 personas por mes) y más de 3.700 contratos de luz (la media era de 800 contratos mensuales). Además, se suma la campaña de Navidad; entre todas enviamos 3.733 invitaciones y se han sumado finalmente 521 nuevos contratos de luz.
¡Gracias por vuestra implicación!